CON NOVEDAD EN EL FRENTE

Texto: Ana Coloma

    Fotos: Carlos Alcañiz

 

Tú sabes cómo se ponen serios los niños cuando juegan.

Julio Cortázar

 

        Cuando los niños salieron al recreo encontraron varios adultos estratégicamente dispersos por el patio; iban armados. Armados de libros, hasta los dientes, hasta la lengua más bien, libros de todos los tamaños, amados libros en varios idiomas y colores, llegados de distantes lugares del planeta: todo un arsenal. Y leían.

A

        No habían sido avisados de esta invasión los niños, y gracias en parte al factor sorpresa, caían distraídamente en las emboscadas; pasaban hacia el juego cotidiano y se quedaban como quien no quiere la cosa pegados a las voces de los libros como a una telaraña sonora, en el juego antiquísimo de las palabras y su música. Era la luz de abril, acribillada de pájaros y coches, y ráfagas de olor a flores blancas.

        Se le ocurrió a Espe, de la Ampa López Rosat, celebrar con esta batalla festiva el 23 de abril. Se le ocurrió a la dirección y equipo docente del cole apoyarlos dejándolos hacer. Personas leyendo a otras personas a la hora del recreo. Libres todos de leer o no, de irse o no, de oír o no. Libres todos y libros. A algunos nos parecía arriesgado, a otros nos parecía que no podía salir mal, pero confiamos, y como la confianza es la estrategia preferida por el azar, todos tuvimos razón: en castellano y valenciano, en alemán, en inglés y en coreano, en francés. Yusuk, Lars, Amparo, Ana, Paula, Bárbara, Esther y Mar leíamos, comando.

        Carlos disparaba como un descosido su ojo, capturaba momentos con su cámara, hacía prisioneras a las imágenes, testigas, con perdón de la RAE o sin él. Ciro y los profes sobrevolaban la zona con sus avionetas de reconocimiento.

B

        Escuchábamos, grandes niños de todos los tamaños y todas las edades; escuchábamos árboles, de la raíz a los brotes; escuchábamos paredes y bichitos, pájaros; escuchábamos esa voz que leía a muchas voces en el patio, a muchas lenguas. Entendíamos o no, pero escuchábamos, porque esta vez, más que el sentido importaba la sensación. Sentir, lenguaje universal.
Ana M. y Victoria regalaron rosas a los leedores. Fin.

C        Había sucedido. La música sonaba a volver a clase. Pero todos queríamos más.
Ya los pequeños en las aulas, nos dejaron en el patio con un silencio que parecía absurdo. Hacía años que, enormes, no salíamos al recreo; teníamos otra vez esa especie de luz en la cara, esa especie de risa, esa seriedad de niño cuando juega que con tanta destreza esgrimía Cortázar.

Postdata:

 

O sea, que el pasado 23 de abril, dentro de las actividades celebratorias por el Día del Libro programadas por la AMPA del C.P. Doctor López Rosat, en Valencia, con la colaboración y el beneplácito de la Dirección y Equipo Docente de dicho Colegio, un grupo de padres y madres voluntarios llevó a cabo lecturas libres en voz alta durante la hora del recreo, en varios idiomas. Carlos fotografió el evento. La experiencia resultó muy satisfactoria y gratificante para todos. Felicidades y, esperamos, hasta la próxima.

D


Ana Coloma es la madre de Anais de 6º Castellano de nuestro cole.

Escritora y editora, trabaja con libros para niños de todas las edades.

La podeis encontrar en Facebook en : La Risa de Ana.

Targeta La Risa de Ana

pincha para agrandar la imagen.


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone